Escudo COIICANT

IICANT

Ingenieros Industriales de Cantabria
Colegio Oficial y Asociación
Síguenos en:
Bienvenido , hoy es viernes, 19 octubre 2018
Usuario
Contraseña
e-visado    
formación    
empleo    
colégiate    

“Los caminos entre Santander y Castilla”, octava charla cultural por el Centenario de la Asociación

27/09/2018 - ACTIVIDAD
ImagenNoticia
El próximo 17 de octubre, a partir de las 19.30 horas, se impartirá la octava de las charlas culturales que la Asociación de Ingenieros Industriales de Cantabria ha programado dentro de las actividades de su Centenario.

Los caminos entre Santander y Castilla a través del Valle del Besaya: Desde la "calzada romana" al "camino rela del siglo XVIII” es el título de la siguiente cita, que correrá a cargo de Luis Villegas Cabredo, catedrático de la Universidad de Cantabria (UC). La cita es abierta hasta completar el aforo.

Villegas es también Doctor Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la UC desde 1981, miembro del Centro de Estudios Montañeses y gran estudioso de la evolución de los caminos en la región.

El camino de Santander a Castilla por el Valle del Besaya ha ido evolucionado a lo largo de la Historia y ha sido, y es la principal vía de comunicación de la capital de Cantabria, y su puerto, con la Meseta castellana. En esta ponencia se pasa revista a la formación y evolución de esta importante ruta de transporte, en un amplio periodo de dieciocho siglos y se recorre el camino entre Santander y Aguilar de Campoo (Castilla), por los diferentes trazados que se han utilizado, en tres épocas históricas; a la vez, se recoge el patrimonio existente en o junto a la vía.

En primer lugar se contempla la calzada romana entre Pisoraca (Herrera de Pisuerga) y Portus Blendium (Suances), cuya existencia se apoya en el Itinerario de Barro, los miliarios encontrados y los asentamientos romanos descubiertos en el entorno del camino; y se describe su itinerario por Cantabria, comentando sus posibles ramales, uno de los cuales iría hacia el Portus Victoriae Iuliobrigensium (Santander).

Santander recibió en 1187, por parte del rey castellano Alfonso VIII, la condición de Villa aforada, lo que la condujo a convertirse en un importante polo de actividad en el Medievo, ligada al comercio del puerto entre Castilla y Europa, a los trabajos de pesquería, de construcción naval y de organización de flotas; además, la villa era un hito del Camino de Santiago del Norte y un lugar de peregrinación a la Colegiata de los Santos Mártires Emeterio y Celedonio. Todos ello motivó la formación de un importante camino de conexión con la Meseta, siguiendo el cauce del Besaya.

Esta vía medieval fue ensanchada, mejorada y dotada de algunos puentes pétreos a lo largo de los reinados de los cinco Austrias, siglos XVI y XVII. Finalmente, la llegada de la monarquía borbónica propició, en tiempo de Fernando VI, la construcción del Camino Real entre Santander y Reinosa, como parte de la conexión del puerto santanderino con Burgos. Esta vía inaugurada en 1753, de gran capacidad y calidad, con un ancho de 6,7 metros y dotada de magníficos puentes de bóvedas de cantería, fue determinante para que Santander alcanzara dos años después el título de Ciudad y que en poco tiempo se convirtiera en la población más importante de Cantabria. Al tiempo, que otros lugares de paso de este moderno camino carretero, principalmente Torrelavega y Reinosa, vieran impulsado significativamente su desarrollo.